¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor?, de Raymond Carver

En términos generales me parecieron buenos los cuentos de este libro. Son muchos, veintidós en total, como para referirme aquí a cada uno. Los que más me gustaron fueron los dos que tienen como personaje principal a un escritor: Póngase usted en mi lugar y ¿Qué te parece esto?

Póngase usted en mi lugar me gustó porque muestra, creo, la forma como nosotros los legos nos atrevemos a veces a querer influir en el trabajo de un escritor, sugiriendo cosas o, como en este caso, contando historias que creemos que el escritor haría bien incluyendo en sus libros.

El resultado, que me parece extraordinario, no es solo el cuento o cuentos supuestamente sugeridos, que son incluidos en la historia, sino eso y algo más, al contar el escritor toda la historia, con la caracterización no muy halagüeña de ese personaje impertinente y sabelotodo.

El cuento, lógicamente, es diferente al que podía haber pensado ese personaje que iba a salir cuando hizo sus sugerencias. Eso, creo, muestra como los escritores se nutren de la realidad para escribir sus libros, y como esa influencia se da de diferentes maneras, y de formas imprevisibles.

Por su parte, el cuento ¿Qué te parece esto?, me recordó un poco la película El resplandor, no he leído la novela, en el que, en un apartado lugar destinado a la producción literaria, un personaje termina como volviéndose loco. Al final, sin embargo, prevalece el lado romántico de la cosa.

Otros cuentos que me gustaron bastante también fueron: Vecinos, que creo tiene alguna relación con Póngase usted en mi lugar; No son tu marido y ¿Qué es lo que quiere? que son en cierto sentido oscuro, un poco cómicos; y ¿Por qué, cariño?, que crea una interesante anticipación respecto del verdadero carácter malvado del hijo, que a mí me pareció que iba a resultar siendo un terrorista o algo parecido, pero termino siendo un político.

En realidad, como dije, todos los cuentos me parecieron buenos. Creo que Carver lograr crear en cada uno de ellos una atmosfera especial propia, lo cual es muy meritorio, no solo por la extensión de los textos, todos son cuentos breves, sino sobre todo por su estilo narrativo, que es a su vez bastante escueto.

Algo que me llamó la atención, sin embargo, fueron los finales de los cuentos. Finales tenues. Más abiertos que cerrados, pero siempre tranquilos. Finales en los que no pasa nada, a pesar de haber pasado cosas durante el cuento.

Son finales interesantes, acordes a su estilo narrativo, que en la mayoría de los casos me gustaron. Sin embargo, hacia el final terminé sintiéndolos repetitivos, y por repetitivos, predecibles. Estilísticamente predecibles. Eso hizo que perdieran un poquito la gracia.


Cuentos Carver

Barcelona: Editorial Anagrama, 2016.

Traducción de Jesús Zulaika.

En: Todos los cuentos.

Compendium. Núm. 6.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s