Blanco nocturno, de Ricardo Piglia

Ricardo Piglia es, en mi caso, uno de esos escritores de los que se ha escuchado hablar pero de los que nunca se ha leído nada. No conozco mucho del panorama literario actual de la Argentina, pero tenía claro que Piglia es uno de los más famosos y reconocidos escritores argentinos vivos. Así pues, cuando llegó a mis manos su más reciente novela, Blanco nocturno, me alegré bastante al tener finalmente la oportunidad de leer algo de él.

Pues bien. Blanco nocturno es, como el mismo Piglia nos dice, una ficción paranoica. Un nuevo género de la novela policíaca en la que “[T]odos son sospechosos, todos se sienten perseguidos. El criminal ya no es un individuo aislado, sino una gavilla que tiene el poder absoluto. Nadie comprende lo que está pasando; las pistas y los testimonios son contradictorios y mantienen las sospechas en el aire, como si cambiaran con cada interpretación. La víctima es el protagonista y el centro de la intriga; no ya el detective a sueldo o el asesino por contrato.”

Y Blanco nocturno es en realidad así: Durante buena parte de ella no se comprende muy bien lo que esta pasando o hacia donde va la cosa.

Esta propuesta de novela policíaca tiene, sin embargo, el efecto obvio de diluir la importancia de los personajes que son normalmente principales, en este caso, Croce y Renzi, investigador el primero y periodista el segundo, quienes parecen que están más interesados en otras cosas qué en resolver el misterio. Al final queda uno con la sensación de que resolver el misterio de la novela no le importaba lo suficiente a ninguno de estos dos, lo cual en realidad no tiene nada que ver con que al final el misterio se resuelva o no.

Ahora bien. Esta circunstancia, sin embargo, me parece, que contrariamente a lo que nos dice Pligia, a la larga tiene la consecuencia de restar protagonismo también a la victima o victimas. Primero Tony Durán, con cuya muerte empieza la novela; después Yoshio, como inocente inculpado del crimen; y finalmente Luca Belladona, como propietario de la fabrica familiar; todos son victimas y ninguno de ellos logra adquirir gran trascendencia dentro de la novela.

En fin, que esta ficción paranoica tiene en realidad muy poco de novela policíaca, únicamente el contexto, tal vez. Todo lo demás, el relato mismo y la forma de contarlo, son otra cosa.

Sobre la forma de contar la historia hay dos cosas que me llamaron la atención en esta novela. Una fue el uso de pies de página, no muy útiles ni muy interesantes en términos generales, pero que le dan a la novela la impresión de investigación periodística.

La otra, fue la terminación de muchos capítulos con textos escritos en itálica, ubicados en un momento narrativo posterior, en el que Renzi ya se está comiendo a una de las hermanas Belladona. Esto me pareció interesante porque creí que esta relación sentimental iba a tener alguna importancia en la resolución del misterio de la novela, y que el autor nos iba a llevar a través de estos dos hilos narrativos a un punto de encuentro emocionante y revelador. Pero esto sencillamente no pasa en la ficción paranoica.

Por último, decir que no entendí muy bien el porque del titulo de la novela, Blanco nocturno. En alguna parte de la novela me pareció que se refería con estas palabras a alguna clase del color blanco que se observa en las noches en la llanura argentina. Sin embargo, he visto al consultar la web, que la cosa va mas bien es por el lado del tipo de blanco donde se apunta un arma. Este último no fue un significado evidente para mí.

Pero bueno. La conclusión sería que Blanco nocturno fue una novela que me gustó porque esta muy bien escrita, pero que, en cuestión de gustos, me quedo con la novela policíaca tradicional que con la ficción paranoica.

Un comentario en “Blanco nocturno, de Ricardo Piglia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s