Los pazos de Ulloa, de Emilia Pardo Bazán

Los pazos de Ulloa, de Emilia Pardo Bazán, me ha gustado bastante. Me pareció una muy buena novela, escrita en un estilo agradable pero a la vez complejo. Al final, me quedó la impresión de ser una obra escrita por una persona que se tomaba muy en serio el trabajo de escritor. No se trata solo tener una buena historia que contar, o de tener gran talento para contarla, sino también de poner al servicio de estas dos circunstancias una gran técnica producto del profundo conocimiento del oficio.

No creo que sea algo sorprendente decir esto respecto de una obra escrita en la segunda mitad del siglo XIX, luego de Madame Bovary y, con ella, del nacimiento de la “novela moderna”. Sí creo sorprendente, sin embargo, encontrar esta clase de “profesionalismo” es una escritora de aquella época, en la que las mujeres eran excluidas de los círculos intelectuales y  centros de conocimiento, algo contra lo que ella luchó fuertemente.

Este es, en mi opinión, uno de los aspectos a destacar de esta novela. Creo también que su obra La cuestión palpitante, en que recopila una serie de artículos en los que reflexiona en torno a las ideas de Émile Zola sobre la novela naturalista, es clara muestra de la seriedad y profesionalismo con que esta señora se tomaba su trabajo literario.

Ahora, de Los pazos de Ulloa me quedó también la impresión de que la Pardo Bazán ha debido ser una persona divertida. Me parece que goza alegremente al colocar a sus personajes en situaciones embarazosas o ridículas. Del que más abusa en este sentido en esta novela es del cura Julián, en quien el narrador se centra principalmente durante casi la totalidad del relato.

Julián Álvarez es un personaje extraordinario. Es a la vez tímido y decidido. Tiene muy clara su escala de valores morales y el convencimiento de que su función como capellán de Los pazos es ajustar ese hogar a sus estrictos postulados religiosos. En esta labor el joven capellán se empeña en casar al amo con una buena mujer, lo que logra, y en sacar de la casa a Sabel, en lo que fracasa. Sabel es la criada amante del amo, con quien este tiene un hijo, Perucho. Esta situación escandaliza al cura, por lo que se propone poner fin a ese dañado ayuntamiento, para hacer Los pazos agradable a los ojos del Señor.

Este, creo yo, es el principal componente de la trama de la novela, en la que el fracaso definitivo de las intenciones del cura viene dado por la escena final en que Perucho aparece vestido de señorito, mientras que la hija legitima del amo va vestida de harapos, lo que para mi significa que, luego de la muerte de la legitima esposa, Sabel logró posesionarse como señora de la casa. Con todo, tocará leer La madre naturaleza, en donde continua esta historia, para ver si esto es en verdad así.

Yo, por mi parte, creo que la gran perjudicada de los buenos propósitos del cura fue Marcelina, con quien el amo se casó y a quien este maltrató. Y también que la principal dificultad que tenia el cura para imponer la moral cristiana en Los pazos, no era Sabel, sino el mismo marqués de Ulloa, quien comulgaba profundamente con un estilo de vida salvaje, difícil de encauzar por la vías piadosas de la religión.

Por su parte, Primitivo, padre de Sabel y “montero mayor” del marqués de Ulloa, me pareció un personaje ambiguo. A veces poderoso, a veces infame y desleal, y finalmente poco importante. Hubo un momento incluso, cuando Primitivo casi asesina al joven cura, en el que pensé que el libro iba a ser una novela de terror psicologico, o algo por el estilo, en el que el malo iba a ser precisamente Primitivo. No sucedió así, sin embargo, y por el contrario este personaje fue diluyéndose poco a poco en importancia hasta sufrir una muerte inesperada.

Esta muerte, poco contextualizada en mi opinión, así como otros acontecimientos importantes de esa parte de la historia, fueron narrados de una forma que me llamó mucho la atención. En el capítulo XXVIII, en el que esto sucede, el narrador expresamente suelta al cura Julián, en quien se había centrado casi que exclusivamente la narración, y centra su relato únicamente en Perucho.

Cabe preguntarse el por qué de este cambio intencional, por qué Perucho, y por qué hacerlo en este momento de la historia. O el por qué no hubo cambios similares antes, en momentos en que otros personajes importantes, más importantes que Perucho, se enfrentaron a circunstancia también trascendentales de la trama, pero en los cuales el narrador no abandonó a Julián.

Hubiese sido en verdad muy interesante que se hubiesen realizados algunos de estos cambios narrativos en otros momentos de la historia, como cuando Marcelina o Sabel eran maltratadas por el marqués Ulloa, y ver así como esta mujeres veían o entendían la violencia de este personaje.

Esto lo digo porque el cambio a Perucho del capitulo XXVIII a mi me pareció extraordinario, una excelente muestra de técnica narrativa, que me hubiese gustado ver también en otras ocasiones. Sobre este capitulo XXVIII encontré este pequeño artículo en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, escrito por Ermitas Penas Varela, quien tiene en este mismo lugar otros estudios críticos sobre Emilia Pardo Bazán.

Por último, decir que al consultar en la web sobre esta novela, se ve rápidamente el gran orgullo que existe en España por esta obra. Desde un sitio web dedicado exclusivamente a la serie televisiva producida por RTVE, hasta la inclusión de la obra como el último numero de la Biblioteca Clásica de la Real Academia Española, dan muestra de la importancia que se le reconoce a esta novela dentro de la historia de la literatura española.

Mi opinión es que se trata indudablemente de un gran clásico de la literatura universal, que se lleva por delante a muchas otras novela que también gozan de este reconocimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s