Alicia en el país de las maravillas y Al otro lado del espejo, de Lewis Carroll

Las aventuras de Alicia en el país de las las maravillas es un libro entretenido. Puede resultar también más o menos interesante, incluso en sentidos bastante oscuros, dependiendo qué aspectos quiera uno destacar del libro o de la vida del autor.

En mi opinión particular, este es un libro que trata simplemente de entretener a los niños contándoles historias absurdas e ilógicas, o falsamente lógicas, pero que no tiene, sin embargo, una buena estructura narrativa, por lo que al final resultó claro para mi que es un libro que no va para ninguna parte, esto es, que no tiene en realidad una trama que desarrolle y resuelva al final. Y es una lastima en verdad que no la tenga, puesto que, en mi opinión, esto hubiese hecho el libro no solo más entretenido, sino también más interesante.

Pero bueno. Por su origen, como historia improvisada durante un paseo en bote por el Támesis para entretener a su joven audiencia, conformada por las hermanitas Liddell, entre ellas Alicia, se comprende la falta de trama de la historia y  la abundancia, por el contrario, de visuales descripciones, de inteligentes diálogos entre excéntricos personajes, de pequeños cuentos narrados por esos mismos personajes, e incluso, de escenas que son propicias para detenerse un momento, hacer una ronda y empezar a cantar una bonita canción infantil. No cuesta mucho en realidad imaginarse a alguien, en este caso al diácono Charles Dodgson, contando con éxito estas historias, personificando alegremente todos los personajes.

Pero cuando se decide a escribirlas en un libro, ya no basta sólo con contarlas de forma entretenida, ayudado con bonitos grabados o ilustraciones, sino que, en mi opinión, es necesario que esas historias tengan cierta coherencia narrativa, y en lo posible, cierto desenlace, de manera hagan en verdad un buen libro, y en eso, este me parece que fracasa clamorosamente.

Y es lamentable, puesto que este libro está lleno de personajes extraordinarios, muy bien introducidos a lo largo del mismo, la mayoría de los cuales coinciden en el juicio que tiene lugar en los últimos capítulos, el que, en mi opinión, fue la oportunidad para dar un buen desenlace a la historia, que articulase de alguna manera los roles desempeñados por los diferentes personajes. Esta oportunidad, sin embargo, se perdió, y todo ese escenario judicial se redujo a una simple historia absurda más.

Por su parte, Al otro lado del espejo y lo que Alicia encontró allí está un poco mejor logrado en cuanto a la estructuración de la historia, la que me pareció menos improvisada, pero también menos entretenida. Creo que su publicación conjunta funciona muy bien. Son libros cuyas historias en muchos sentidos se complementan, en especial, como narraciones oníricas.

Por último, señalar que estos son libros que pierden mucho con la traducción (leí la de Adolfo de Alba para Porrúa), la cual no solo tiene que hacerle frente a los poemas que contienen, sino también a una cantidad importante de juegos de palabras. Al final me quedó la sensación de que son libros que no deben ser muy difíciles de leer en su idioma original, pero en verdad no me gustaron tanto como programar así su lectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s