Soldados de Salamina, de Javier Cercas

La primera vez que leí Soldados de Salamina de Javier Cerca me pareció un libro extraordinario. Bien escrito, con una historia interesante y un capítulo final trepidante que no puede uno parar de leer. Además, la aparición en este último capítulo de Roberto Bolaño como personaje de ficción terminó de inclinar la balanza positivamente.

Por ello, siempre hablaba bien de esta obra y la recomendaba, cosa que no acostumbro a hacer mucho, a todo el que me daba alguna oportunidad. Inclusive a algún amigo le regalé este libro en su cumpleaños. En fin, había quedado tan gratamente sorprendido con la obra que quería que muchos otros la leyeran también.

Pensando que había llegado a un autor de la categoría de Bolaño, me puse a buscar otras obras que leer de él, y apenas salió al mercado su novela La velocidad de la luz, la compré, bastante cara por cierto, y su lectura esta vez me decepcionó por cuanto la encontré muy similar, en la estructura, a Soldados de Salamina, en la que no solo se nos cuenta una historia sino también la historia de cómo se descubre y escribe esa historia.

Esto me hizo dudar, no solo de la calidad del autor, sino también de mi primera impresión acerca de Soldados de Salamina, por lo que programe una segunda lectura, de la que me han quedado las siguientes impresiones.

Sigo creyendo que Soldados de Salamina es un libro extraordinario. Y en este sentido creo que es mucho mejor que La velocidad de la luz. Sin embargo, creo ahora más que antes que el merito de la novela se encuentra principalmente en el último capitulo. Los dos primeros, aunque buenos, no llegan a tener la calidad del último. Y esto en esta ocasión me pareció muy evidente, quedándome la sensación de obra desigual.

Ahora, esta circunstancia yo la entiendo de la siguiente manera. Cada capítulo de la historia se ocupa de un momento muy particular y diferente del proceso creativo del escritor. El primero nos cuenta la forma como el artista se hace con una idea para escribir una historia y como esa idea va cogiendo forma ella sola hasta volverse un fuerte impulso que empuja al autor a escribirla. El segundo nos presenta la obra producto, tal como la escribiría nuestro autor-personaje. Y por último, el tercer capítulo, muestra el inevitable estado de insatisfacción que acompaña al autor luego de haber concluido su obra, y nos plantea claramente dos formas de superarlo: la de Bolaño y la de Cercas.

Dicho así, es claro que es en el último capítulo en el que se encierran los elementos más interesantes. Pero antes de continuar hay que tener en cuenta una cosa, y es que toda la novela de Cercas se desarrolla dentro del movimiento que en inglés se ha dado en llamar Faction, y que consiste en hacernos creer en todo momento que lo que nos está contando es un relato real. Sin embargo, todo ello, o por lo menos gran parte, es ficción, es mentira. Y digo gran parte porque es sabido que la mejor forma de contar una mentira es siempre empezar con algo de verdad, que en esta novela es el fusilamiento de Rafael Sánchez Mazas.

No sé decir que tanto de lo demás es mentira, sin embargo es evidente que los personajes de Cercas y Bolaños son claramente novelados o ficcionados. Lo cual nos permite entender mejor, creo, la forma como plantea Cercas (el verdadero) todo el proceso creativo del escritor, lo que hace de esta novela una historia de escritores, una de esas de “detrás de”.

En primer lugar, Cercas nos coloca al Cercas-personaje en un momento muy particular de su vida, cuando ha abandonado la carrera de escritor, y nos muestra como una simple idea puede hacer renacer toda esa fuerza que está detrás de la verdadera vocación. Sin embargo, y para salvar cualquier vergüenza posterior el Cercas-personaje en todo momento sostiene que lo que está escribiendo es un relato real y no una novela.

Escrito el relato real (segundo capítulo), surge el descontento con la obra. Que se presenta en este caso en particular en la no concreción de un personaje, en principio secundario, pero que va cogiendo cada vez más importancia. Se trata del soldado republicano que salva la vida a Sánchez Mazas. Cercas-personaje quiere descubrir quién es o fue este soldado, y si vive todavía reunirse con él para preguntarle por qué lo hizo. Mientras Bolaño-personaje le dice claramente que debe inventarse dicha reunión, que es mejor inventársela a hacerla en realidad. Aquí los personajes de Cercas y Bolaño representan al periodista y al escritor respectivamente.

Cercas, el verdadero, termina haciéndole caso a los dos, cosa que solo puede hacer dentro del estilo en que se desarrolla su novela, faction, cuando emprende con Cercas-personaje una investigación, algo forzada y no muy creíble, que termina con la introducción del personaje interesantísimo de Miralles, completamente inventado, el cual si bien no contesta o dice lo que estaríamos esperando, le permite introducir el tema de lo políticamente correcto en la guerra civil española.

El final, que me pareció extraordinario, consiste precisamente en la decisión del autor por contar la historia completa, no solo la de Sánchez Mazas sino también la de cómo le llego esa historia y como superó los problemas posteriores a su escritura. Decisión que toma en el tren luego de la reunión con Miralles y que es un escena de una belleza sublime.

Por último, sobre el tema de si Miralles es en efecto el soldado que le salvo la vida a Sánchez Mazas, y que Cercas desarrolla en torno del pasodoble Suspiros de España, creo que está bien desarrollado pero que carece de importancia, o mejor, que lo que hace grande a la novela no es este punto.

2 comentarios en “Soldados de Salamina, de Javier Cercas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s