Meridiano de sangre, de Cormac McCarthy

Debo realizar una segunda lectura de este libro. Con todo, de la primera que he hecho me han quedado las siguientes impresiones.

Meridiano de sangre es un libro extenso e imponente, del que de inmediato pude uno percibir su importancia como producto del trabajo serio y cuidadoso de un escritor de pluma prodigiosa.

En cada párrafo de este libro se nota la gran calidad del autor, sin embargo, debo decir que el libro no me ha gustado mucho, y no me ha gustado porque me ha parecido aburrido. Y aburrido porque a pesar de la excesiva violencia que colma el libro, tiene uno la impresión de que no está pasando nada, que la historia no avanza.

Como decía, el libro está indudablemente bien escrito y la escenas de violencia presentan una crudeza que impresiona fuertemente. Pero allí se quedan, en la impresión que genera el acto violento, no hay, en mi opinión, una historia verdaderamente interesante en la cual se circunscriban estos actos. Pareciera en ocasiones que la cosa simplemente se tratara de ir matando por ahí todo lo que se encuentre, indios, animales, mexicano, cualquier cosa, y esto, aunque esté bien escrito, no tiene mucha gracia.

Ahora, es posible que el desconocimiento absoluto que tenia de la llamada Expedición Glanton (de la zona geográfica en que se desarrolló, de sus personajes, sus propósitos, etc.), impidiese que me compenetrase con la historia y que por ello me pareciera poco interesante. Es posible. Sin embargo, creo que lo que sucedió es que a pesar de lo bien escrito que esta el libro, no logré en ningún momento adentrarme en ese mundo de letras creado por el autor, porque estaba más preocupado en entender o captar la belleza del estilo del autor, que en la historia por él narrada.

Y no es que McCarthy escriba particularmente difícil. Sus frases son en ocasiones extensas pero siempre son inteligibles. Lo que sucede es, creo, que en Meridiano de sangre, McCarthy se preocupa mucho más por el estilo narrativo que por la historia contada, y en ese sentido, resulta más importante como ejemplo de un uso del lenguaje admirable y original, que por contener una gran historia.

Original es también la forma en que McCarthy ha titulado los capítulos de su historia. Extensos párrafos de expresiones no siempre claras servían de titulo a cada uno de los capítulos. Si bien es posible que para algunos esto les haya servido como preámbulo, dándoles una idea de lo que iba a suceder, lo cierto es que para mí ha sido más bien una molestia, y solo he podido leerlos con alguna placidez luego de haber concluido la lectura del respectivo capitulo, viéndolos no ya como títulos sino como resúmenes muy esquemáticos de lo que ha sucedido.

Ahora bien, todo lo que he dicho muy seguramente se haya debido a una lectura defectuosa, y en este sentido, como dije al principio, debo realizar una segunda lectura. Por lo pronto, sin embargo, estas son mis impresiones.

Un comentario en “Meridiano de sangre, de Cormac McCarthy”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s