Una mujer de 4 en conducta, de Jaimen Sanín Echeverri

A medida que me iba adentrando en esta pequeña novela iba teniendo cada vez más la impresión de estar leyendo una de las grandes obras de la literatura colombiana, una de esas que deberían los profesores de bachillerato poner a leer obligatoriamente a todos sus alumnos. Luego, al llegar al final, se moderó un poco en mí esta impresión, ya no tan trascendental, o mejor, más local (esto es deberían leerla todos los alumnos de Medellín), pero igual me parece que se trata de una muy buena novela.

Me sorprende por ello que este autor no sea actualmente mejor conocido, o por lo menos más editado. Y es que, en mi humilde opinión, esta novela es igual de buena que, por ejemplo, El coronel no tiene quien le escriba o María, y, en este sentido, su autor debería ser mencionado junto con Jorge Isaacs o Gabriel García Márquez al hablar de literatura colombiana. Ahora, claro está, la falta de figuración de este autor en el panorama literario colombiano se debe a que su obra exclusivamente literaria es por mucho más reducida que la de otros autores. Con todo, en su momento, esta obra le mereció gran fama a su autor, llegándose incluso a realizar una película de ella en los años sesenta, y de la cual se puede ver en la web una pequeña parte. Y en los años ochenta, se realizó una telenovela seriada con la actuación de Laura García.

Pero bueno, varias cosas me han gustado a mí de esta novela. La historia, aun cuando con un final bastante conservador, que refleja no solo la época en que se escribió, años cuarenta, sino también el perfil político del autor, es muy interesante e incluso divertida, con personajes extraordinariamente logrados, en los que se mezclan virtudes y defectos. Tal vez por este motivo fue que esta novela causó revuelo, incluso escándalo, en la época en que fue publicada, aun cuando por el final se trata de obra muy religiosa, con moraleja incluso: todos podemos ser santos. A mi particularmente me pareció que este sustrato moral le quitó brillantez a la novela en general, pero ello ya es cuestión de gustos.

Por otra parte, y sobre el estilo, debo decir que también me gustó bastante. La novela está llena de audaces aportes e ideas a manera de discursos o ensayos que se van intercalando en la historia, como al inicio, cuando habla sobre las palabras feas del español, extraordinario; o la idea de que en los manicomios no deben estar los locos o los leprosos sino aquellas personas que no aceptan vivir con ellos en libertad en las ciudades; entre otras como opiniones sobre arquitectura, sobre los autores colombiano.

Me pareció excelente lo que dice de ciertos autores colombianos que necesitan muchas páginas para describir una ciudad como Medellín, mientras otro solo necesita decir que Medellín es la paila del minero. Y Medellín en esta obra es un elemento trascendental. No conozco esta ciudad, más allá de unas pocas visitas turísticas esporádicas, pero la importancia de la forma como es tratada en esta novela salta a la vista. Hay incluso un muy interesante artículo sobre este tema que se puede consultar aquí.

Ahora, el título completo de esta novela es Una mujer de 4 en conducta: o, La quebrada de Santa Elena, el cual pone de manifiesto la importancia de una metáfora que atraviesa magistralmente todo el libro, y es la comparación que se hace de la vida de Helena con la mencionada quebrada, la cual nace limpia a las afueras de Medellín, para que a su paso por esta ciudad recogiendo todas sus suciedades, resulte convertida en una cañería inmunda. Así fue también la vida de Helena, que de una inocente campesina, bajó a la ciudad de Medellín donde recogió todos sus vicios y defectos, convirtiéndose en otra persona.

Si bien no conozco el resto de la obra de Sanín Echeverri, de esta novela puedo decir que, aunque se trata de una obra en apariencia simple, presenta elementos de mucha profundidad que permiten, o mejor, piden, esmerados estudios que yo no estoy en condiciones de emprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s