Silja, de Frans Eemil Sillanpää

Sillanpää, escritor finlandés galardonado con el premio nobel en 1939, era (o es todavía) totalmente desconocido para mí. Su novela Silja, incluida en la colección de premios nobeles que salió por los años ochentas, la única (creo) que se puede conseguir actualmente en Colombia y sólo en las ventas de saldos, fue precisamente la que he leído.

Elegí este libro a cualquier otro de dicha colección sin ninguna razón en particular, tan solo por el título. O no, lo elegí porque entre los autores galardonados con el nobel de quienes no sabía realmente nada, este me pareció el del título más interesante, por cuanto tampoco me decía nada, solo el bello nombre de una mujer.

No sé si en efecto el título original en finés de esta novela (Nuorena nukkunut) sea simplemente un nombre, o si incluye mas información como lo hacen las traducciones al inglés (The Maid Silja y Silja, Fallen Asleep While Young), con todo, hay que reconocer que es un bello título, o por lo menos un bello nombre de mujer.

Ahora, sobre la novela en particular, hay que empezar diciendo que se trata de un libro escrito en 1931, que nos cuenta la historia de los últimos miembros de una familia campesina finlandesa, en particular la de Kustaa Salmelus, padre de Silja, y de Silja Salmelus. Este libro entra pues dentro de la categoría de aquellos que nos cuentan historias de familias o linajes, aunque en este caso en particular, se nos cuente solo los últimos 30 años antes de su desaparición.

El libro esta divido en dos parte, una primera titulada El padre, en la que se nos cuenta como Kustaa, luego de la prematura muerte de su padre, esto es del abuelo de Silja, va poco a poco descuidando la propiedad familiar, hasta verse finalmente obligado a venderla y ubicarse en otra mucho más humilde, en la cual logra dar a Silja una modesta pero muy feliz infancia. La historia del padre está muy bien contada, aun cuando en honor a la verdad poco o nada tiene que ver con Silja, y bien podría haberse impreso por aparte.

Solo para una cosa, tal vez, sirva la historia del padre: para tener siempre la conciencia de un pasado acomodado en la vida de Silja, la cual veremos en el papel humilde de sirvienta en la segunda parte, el cual, aun cuando no es directamente añorado por Silja, o eso me pareció, si nos sirve, creo, para comprender la incompetencia de Silja en algunas situación o contextos en que se ve metida, cómo cuando delata al amigo revolucionario.

Pero bueno. La primera parte termina con la muerte, también prematura, de Kustaa. Pero además de esta muerte que la deja huérfana, al final de la primera parte hay también una escena que en mi opinión es igual de trascendental, y es aquella en que Silja paseando a orillas del lago ve en él a un muchacho en una barca. Este es un momento de súbito surgimiento del amor, y que va a ser, esta sí, recordada y añorada por Silja al final de la segunda parte, cuando se dispone a morir.

La segunda parte se titula La hija, y nos cuenta la historia de Silja, usando como referentes tanto las diferentes casa en las que trabajo como los diferentes amores o pretendientes, pocos a decir verdad, que tuvo durante toda su corta vida. Esta segunda parte es mucho más bonita que la anterior, y esta mejor lograda.

Es una historia de amor. Nos cuenta la forma como Silja va cambiando de parecer sobre el pudor sexual, de no entregarse sino luego del matrimonio, a estar con aquel a quien verdaderamente ama. En este sentido esta parte es mucho más sentimental. Aunque incluye también, momentos de tensión y suspensos que vienen de la mano de la introducción de la revolución proletaria Rusa.

Silja muere al final y con ella termina la historia de la familiar Salmelus. Un bello libro, que por lo demás, se lee también rápidamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s