Dos años de vacaciones, de Julio Verne

Es este el primer libro que he leído de este autor. Clásicos como Viaje al centro de la tierra o Vuelta al mundo en ochenta días, si bien estuvieron disponibles en la biblioteca durante mi juventud, nunca verdaderamente llamaron mi atención.

Y hoy, que por fin me decidí a leer un libro de este afamado escritor francés, elegí Dos años de vacaciones por una mención que de él hacían en un foro sobre El señor de la moscas de William Golding, donde no solo se decía que trataban el mismo tema, esto es, niños que quedan solos en una isla desierta, sino que incluso, en opinión del que aquello escribía, era mucho mejor la obra de Verne. Todo ello me llevó a poner en la lista de leer en la primera oportunidad que tuviera esta pequeña aventura de Julio Verne.

Ahora bien, creo que difícilmente podemos encontrar dos libros que tratando temas similares sean tan distintos. Mientras El señor de la moscas es un libro oscuro y en ocasiones aterrador, Dos años de vacaciones es una entretenida aventura llena de muchos momentos de suspenso y finales felices. En este sentido, la obra de Verne, aunque un buen libro de aventuras, está muy lejos de alcanzar la profundidad y complejidad de la de Golding.

Por otra parte, la forma como los autores plantean la situación de los niños es tan diferente en cada una de las historia que creo es un error decir que contestan de forma diferente a una misma pregunta, diciendo que mientras Verne confía en la capacidad de los niños de organizarse y evitar cualquier retroceso a un estado de salvajismo anterior, Golding no solo desconfía de esta capacidad sino que incluso da por descontado que es inevitable este retroceso.

En mi opinión, los propósitos de ambas historias son tan diferentes, que a pesar de las semejanzas, estos autores no tuvieron en ningún momento en mente las mismas preocupaciones. Es más, Verne salva todo inconveniente en cuanto al instinto natural o de sobrevivencia, dotando a sus niños de todas las comodidades posibles, para de esta manera poder centrarse en lo que más le interesa, esto es, en contarnos una aventura.

E indudablemente Dos años de vacaciones es un gran libro de aventuras. En el cual, de todos los giros y momentos de suspenso que se suceden durante la historia, indudablemente el más importante es cuando Briant decide subirse en la cometa para ver si los bandidos habían abandonado la isla. Este momento es, creo, uno de los más sublimes que un lector puede encontrar en toda la literatura de aventuras, y que si es leído a temprana edad marcará para toda la vida su recuerdo imborrable.

Y es que en verdad este momento es diferente a cualquier otro de la novela, y no solo por los sorpresivo de la decisión, que incluso hoy día pude ser tomado por un soberano embuste, sino por la importancia del mismo dentro de la trama, ya que al poner en juego su vida, Briant no solo pudo determinar que todavía estaban los bandidos en la isla, sino también ver la vecina tierra prometida que les había sido esquiva en cada una de las excursiones de exploración que hicieron.

Este solo momento salva este libro. El resto, aun cuando correctamente estructurado y suficientemente entretenido en términos generales, no alcanza el nivel de aquel momento.

La culpa del hermano menor de Briant en la tragedia de los muchachos, y que crea una interesante relación de tensión entre ellos, resultó en mi opinión algo obvia por predecible. La aparición de los bandidos al final y su pelea con los niños me pareció algo forzada, como si a Verne le hubiese parecido que no era suficiente con los personajes infantiles, a pesar de haber hecho de algunos de ellos unos completos adultos, y hubiese decidido meterlos a la fuerza al final.

Y por último, el antagonismo entre Briant y Doniphan carece de verdadero sustrato, limitándose sólo a la idea de que el enemigo cambia de parecer cuando el otro arriesga su vida por él, y que por lo demás es pan de cada día en las películas de Hollywood de hoy. Por ello me sorprendió que no hayan versiones cinematográficas recientes de esta novela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s