El último encuentro, de Sándor Márai

El último encuentro, de Sándor Márai, es, sencillamente, un libro extraordinario. Me ha gustado, no solo la historia que nos cuenta en sus menos de 200 paginas, sino, sobre todo, el estilo de la novela, que es casi un monólogo. Además, es un libro complejo, lleno de pertinentes referencias casi filosóficas y de gran contenido humano.

Aunque mirándolo en frío la historia puede parecer simple: un viejo recibe en su casa a un amigo, igual de viejo, luego de 41 años de ausencia, para recriminarle el que hubiese sido amante de su esposa; Sandor Marai logra con gran maestría generar suspenso durante su narración, lo que la hace mas interesante de lo que en verdad es, ya que enfoca la cosa no en la simple ofensa del amor traicionado, sino en la recriminación de la propia amistad. Es, ante todo, un amigo quien lo traicionó, y lo mejor, es que a pesar de ello nunca dejó de ser su amigo.

Sin lugar a dudas la amistad es el tema central del libro, el cual esta lleno de acertadísimos pensamientos en torno a ella. Así, está la naturaleza inexorable de ese último encuentro, que obliga a aquellas personas que son realmente amigas, a un duelo final en el que saldar todas las cuentas antes de morir. Por ello el General sabía que algún día Konrad volvería, lo sabía porque a pesar de todo eran amigos.

Ahora, no es este estudio profundamente humano de la amistad lo que mas me gustó del libro. Lo que mas me gustó, y que se relaciona mas bien con la trama, está en la naturaleza misma de los cuestionamientos que el General le plantea a su visitante, y que permiten a Sándor Márai explayarse en elucubraciones filosóficas de otra naturaleza.

Particularmente me dejo pensando el planteamiento de que siempre el que sobrevive es el traidor. Según la historia, la mujer del General quería que su amigo lo matase para irse con él al trópico. Sin embargo, y este es uno de los momentos de mas suspenso, cuando Konrad tuvo la oportunidad de ejecutar el crimen no lo hizo, y por el contrario, al día siguiente, huyó. Ocho años después, durante los cuales el general nunca habla con su esposa, por cuanto conoce con claridad la traición, ella muere.

Pues bien, en este último encuentro, el General, sabedor de que ambos amaron con pasión a Cristina (este es el nombre de la esposa infiel), le plantea con crudeza la cuestión que de qué le ha servido sobrevivir al ser amado. Dice que sobrevivir a la persona amada es “uno de los crímenes más misteriosos e incalificables de la vida”.

Esto particularmente me pareció algo sumamente bello, mas aun cuando tenemos en cuenta que Sándor Márai se suicidó algunos años después (no se cuantos) del fallecimiento de su esposa. En fin, El último encuentro es un libro extraordinario. Pleno de escritura no solo bella sino inteligente también.

Ahora, lo único que tal vez no me ha gustado mucho del libro, o mejor, que me pareció que hubiera sido mejor hacerlo de otra forma, es la poca importancia o coparticipación que le da al personaje de Konrad, el amigo desleal. Tan poca importancia le da Márai a este personaje, que la obra a grandes rasgos constituye un verdadero monólogo. Sin embargo, por la trascendencia del asunto, el amigo no puede guardar siempre silencio, y participa con unas pocas lineas. Creo que hubiese sido bueno, e incluso bello, saber un poco mas de lo que pasaba por la cabeza de Konrad.

Un comentario en “El último encuentro, de Sándor Márai”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s